Las tenerías en la Granada medieval

En este artículo, te propongo conocer qué son las tenerías, qué producían, dónde existieron y ver que es un mercado artesanal que aún hoy día continúa en uso en muchos países.

Primero os propongo conocer qué eran las tenerías y es que una tenería o curtiduría es el lugar donde se produce el proceso de transformación de la piel de diferentes animales, en cuero.

Aparentemente parece sencillo pero consta de cuatro pasos, donde el primero consiste en limpiar bien sangre y pelo del animal, tras lo cual se procede a el curtido y se completa con un recurtimiento y su acabado. La idea es conseguir de la piel un material duradero que no se descomponga por mecanismos físicos ni biológicos.

Granada tuvo tenerías que las ubican entre la calle Zacatín y el río Darro hacia el Corral del Carbón. De hecho, lugares como pescaderías y tenerías se ubicaban cerca del río, precisamente por ser lugares que necesitaban estar cerca del agua, tanto para poder disponer de agua limpia como para poder evacuar bien las aguas residuales o sucias.

La Alhambra también contó con las suyas, de las que hoy hay restos arqueológicos en la Medina. Se ubicaban entre la Medina de la Alhambra y el hotel Parador de Turismo. Eran ocho pequeñas albercas sólo para pieles de pequeñas dimensiones como cabra y carnero. Donde dejaban macerar la piel, para que se reblandeciera y la depositaban con grandes cantidades de agua. Tras lo cual la encalaban para que eliminara el pelo, la idea era ponerla en una lechada de cal, así poco a poco se separaba el pelo y con un raspado se desprendía todo el pelo del animal. Luego había que desencalar, o limpiar los restos de cal. A través de este proceso la piel se reducía a epidermis, que es la parte válida para el curtido. Y ya nos queda la fase más importante, convertirla en cuero para lo cual hasta fin del siglo XIX se usaban productos vegetales como la corteza de algunos árboles o el alumbre. Estos productos usados eran las cáscaras de las granadas y de las almendras que tienen gran cantidad de taninos y excrementos de palomas.

La foto que te ponemos en el artículo son unas tenerías actuales en Fez, Marruecos. En la actualidad las pieles más demandadas son las de dromedario y las de vaca. Y el proceso es el mismo, se lava la piel, se elimina el pelo y se sumerge en una mezcla de agua, excrementos de paloma y orines de vaca que contienen alto grado de potasio. Precisamente por esto son lugares de un olor bastante desagradable.

Para el tinte se usan especie minerales y vegetales. Así para la obtención del color amarillo antes se usaba el azafrán, pero debido a su alto precio ahora de usa cúrcuma. Para el rojo se usa una mezcla de agua y pasta de amapolas. Y así, sucesivamente.

Deja un comentario

Descubre Granada

Ir al blog