ALHAMBRA Y JARDINES DEL GENERALIFE, SU HISTORIA

Alhambra es un conjunto monumental musulmán construido entre los siglos XIII y XV.

Clasificado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, dispone de dos partes bien diferenciadas:

  • Alhambra: zona amurallada que comprende la Alcazaba o recinto militar, los Palacios Nazaríes y la Medina.
  • Generalife: zona extramuros que se divide en paratas, teniendo en la zona inferior los huertos, en la zona central los jardines y al fondo, el Palacio del Generalife.

Esta ciudad palatina medieval de la Alhambra, se construyó desde el año 1238 hasta la Reconquista por parte de los reyes cristianos, Don Fernando de Aragón y Doña Isabel de Castilla. Durante dos siglos y medio, una misma dinastía de origen bereber, los nazaríes la habitaron y embellecieron de un modo sublime, siendo 23 sultanes reinantes.

La ciudad de la Alhambra disponía de 4 entradas principales, de las cuales, hoy día, sólo se puede utilizar la Puerta de la Justicia.

El sultán Muhammad I Al-Ahmar traslada su corte a esta colina, la dota de la Acequia Real, tomando las aguas del Río Darro y vivirá en la Torre del Homenaje en la Alcazaba. Al-Ahmar era pelirrojo y además la muralla de la ciudad tiene tonos ocres de la arcilla ferrugionosa que existía en el lugar, dos buenas razones para llamar a la ciudad Al-Hamra o “la Roja”.

Posteriores sultanes de la ciudad de la Alhambra sumaron otros edificios, palacios, casas, industrias y talleres, llevándola a su cenit los sultanes Yusuf I y su hijo, Muhammad V, con la construcción de dos palacios fundamentales: el Palacio de Comares y el Patio de los Leones.

Actualmente, la Calle Real de la Alhambra realiza la función de vertebrar un unir, la zona defensiva, con el área palatina y con la zona artesanal. En un extremo de la calle está la alcazaba, que, pasando por la Puerta del Vino, y subiendo la calle, deja en su lateral izquierdo el área palatina, y, al fondo de la calle, entra en la Medina, donde encontramos restos arqueológicos del Palacio de Abencerrajes, casas nobles, talleres, industrias, viviendas y restos de lo que fue el zoco o mercado.

En esta Calle Real, que es de libre acceso para todos los visitantes, se abren los tres edificios cristianos construidos a partir del siglo XVI, como es el Palacio del Emperador Carlos V, la Iglesia Santa María de la Alhambra, y el antiguo Convento de San Francisco, hoy día convertido en Parador Nacional.

En esta Calle Real pueden apreciarse fácilmente las transformaciones urbanísticas llevadas a cabo tras la Reconquista de la ciudad de Granada:

  • El Palacio de Carlos V fue construido en el siglo XVI por el arquitecto toledano, Pedro Machuca. Es de estilo Renacentista y se aprecia una gran influencia de los edificios italianos, tanto por su forma pues es cuadrado por fuera y circular en su interior, como por sus motivos decorativos. Muestra el poder de un gran monarca como fue Carlos V, que nunca llegó a habitarlo, como tampoco pudo ser terminado. Alberga los Museos de Bellas Artes de Granada en su planta superior, y el Museo de la Alhambra o Hispanomusulmán en la planta inferior.
  • La Iglesia Santa María de la Alhambra fue construida sobre la Mezquita ajama o Mezquita mayor de los viernes, con lo cual, no se conserva esta edificación medieval.
  • El Convento Franciscano construido sobre un antiguo palacio musulmán hasta la llegada de la Desamortización. Hoy ha sido convertido en un hotel Parador de 4 estrellas.

*** Por razones de conservación se ha delimitado el número de visitantes en el conjunto, con algo menos de 8.000 visitantes al día. Es, en la actualidad, uno de los monumentos más demandados en Europa.

*** CONSEJO: Te recomendamos nuestra visita privada a la Alhambra, te haremos descubrir muchos de sus secretos y sus recónditos rincones.

¡Rellena nuestro formulario de contacto!.

¿Qué castillos son aquellos?
¡Altos son y relucían!
-La Alhambra era, señor,
y la otra, la mezquita;
los otros, los Alixares,
labrados a maravilla.