Museo de la Alhambra

MUSEO DE LA ALHAMBRA:

UN PLACER GRATUITO.

 

El Museo de la Alhambra o Museo Hispanomusulmán, que está en el Palacio de Carlos V de la Alhambra de Granada, pienso es uno de los más completos recorridos por la historia de Al-Andalus.

 Un Museo es una gran muestra de la historia de una civilización, de una época, a través de objetos rescatados de su vida cotidiana.

Ello hace que, podamos entender un periodo de esa cultura, saber cómo vivían, qué hacían y cómo lo hacían.

Sin embargo, muchas técnicas quedan como secretos grandes del pasado.

Todavía hoy nos preguntamos cómo llegaron a ese proceso de perfeccionamiento y prosperidad.

Para mí, el caso de Al-Andalus y más concretamente, el caso de la dinastía nazarí en Granada, es un claro ejemplo de esta cultura floreciente y brillante, síntesis de las grandes culturas: Mesopotámica, Persa, Romana y Bizantina.

MUSEO DE LA ALHAMBRA

En el Museo de la Alhambra, uno de estos grandes placeres gratuitos que a mí tanto me gustan en Granad.

A través de sus numerosas salas, comprendemos mucho mejor la vida entre los siglos XIII y XV.

Los palacios Nazaríes de la Alhambra tienen cuerpo, pero al carecer de mobiliario, están desprovistos del alma. 

La visita a Museo de la Alhambra es el alma de la Alhambra.

Son los objetos de su vida cotidiana, rescatados a lo largo del tiempo.

Una sociedad patriarcal, poligámica, donde son muy importantes los lazos de sangre, y por encima de todo, la legitimación del poder del clan.

SALA PRIMERA

La primera sala del Museo de la Alhambra está dedicada, a la ciencia, a la fe y a la economía.

La ciencia se representa con un reloj solar con la indicación de las horas del rezo.

La fe, con unos fascículos en pergamino de dos Coranes.

Y, lo más interesante para mí, la economía, con unas preciosas monedas.

En Al-Andalus su actividad primordial fue el comercio.

Un comercio posible gracias a una moneda universalmente adoptada.

Las monedas visigodas fueron poco a poco sustituídas por dirhems Omeyas y por los dinares nazaríes.

SALA SEGUNDA

La segunda sala tiene un pequeño tesoro.

Aquí está conservada una parte parcial de la Acequia Real de la Alhambra.

El agua es un don divino en el Islam.

El tema del agua es un tema apasionante en el Islam.

Tenía tantos usos: elemento ritual antes del rezo, indispensable en jardines y huertas,  decorativo en albercas y fuentes, de prestigio del monarca mostrando un reino próspero y rico.

Muchos objetos domésticos de su ajuar se ven también en esta sala.

Como por ejemplo, candiles para iluminar, braseros para perfumar y calentar objetos, vajillas, paneras, y pequeñas alhajas para adornar a las mujeres.

SALA TERCERA

La tercera sala tiene la famosa pila de Almanzor decorada con ciervos y leones.

Por un lado, esta pila muestra de nuevo la importancia del agua, y por otro, la decoración animal en objetos de uso privados.

Así esta pila estaría en un espacio privado, bien en un palacio o en un hamman o baño.

Maravillosos jarrones decoran la sala, con estampillados en barro.

Algunos jarrones, sin vidriar, pero otras piezas con restos de vidriado.

Su función era para almacenar comida, grano o agua.

Aunque en próximas salas veremos el Jarrón de las Gacelas que era un puro elemento decorativo para mostrar una cultura avanzada y pujante.

SALA CUARTA

La Sala Cuarta tiene piezas interesantísimas, de las cuales quiero destacar los dos:

  • Grandes leones-surtidores que procedían del Maristán u Hospital ubicado en el Albaicin y en tiempo del sultán Muhammad V.
  • Y, la portada de la entrada a la Madraza o Universidad islámica en tiempos de su padre, Yusuf I.

Yusuf I y su hijo, Muhammad V son considerados los dos sultanes más prósperos, cultos, sabios y grandes constructores de la Alhambra.

Ellos realizaron dos de los palacios más bellos del conjunto monumental: el Palacio de Comares y el Patio de los Leones.

SALA QUINTA

La Sala Quinta tiene una maravillosa exposición de taracea o madera trabajada con incrustaciones, como un ajedrez, celosías y Puerta de la Sala de dos Hermanas de los palacios nazaríes.

Además, está el famoso jarrón de las gacelas, del cual he hablado anteriormente, que ocupa la parte central de esta sala.

De forma que, esta cerámica de lujo nos habla del gran refinamiento de la Corte Nazarí, con una complejo trabajo del barro, del cual, parte del proceso aún hoy día sigue siendo un secreto.

SALA SEXTA

La Sala Sexta guarda tres lápidas funerarias o macabrillas, correspondientes a los sultanes Muhammad II, Yusuf III y el príncipe Yusuf.

Sin embargo, a pesar de muchos objetos de vasillas, vasijas, ataifores y alcuzas, lo que destaca sobre todas las cosas, está en el centro de la sala: una jamuga.

Esta silla en tijera realizada en madera con incrustaciones de plata y marfil, con el asiento y espaldar realizado en cuero, es una auténtica maravilla.

Fue un elemento mueble muy importante de uso ceremonial.

SALA SÉPTIMA

Finalmente, la Séptima y última sala del museo contiene algunas piezas de tela que milagrosamente se han conservado, y han hecho una actual interpretación de las pinturas localizadas en las Casas del Partal, junto al Palacio del Partal de la Alhambra.

Por consiguiente, las pinturas reales están muy mal conservadas.

Pero han hecho una réplica muy actual y aproximada de la historia que se narra de derecha a izquierda.

En suma, hay todo un despliegue de hombres montados a caballo y a camello, con gran cantidad de animales, y escenas de caza con leones.

El segundo panel es una escena de una batalla, donde incluso aparece el botín y los prisioneros atados.

Además en esta sala aparecen unos maravillosos azulejos de color tradicional blanco y azul, con representación de figuras humanas estilizadas, que parecen nos hablan de un artista que más que nazarí tenía influencias góticas.

Y para concluir, entre los muchos objetos, me encantaría destacar muchos pequeños juguetes en barro, y sobre todo, la gran cantidad de pipas para fumar hachís, que si bien muchos autores nos hablan de la planta medicinal ritual, la cantidad de pipas encontradas y sus numerosas formas nos hablan de un consumo más bien extendido.

 

* Esta visita de Museo de la Alhambra es algo que no deberían perderse.

Completa una visión de los palacios nazaríes de la Alhambra.

En Granada Only te proponemos un recorrido con nosotros descubriendo una gran cantidad de objetos originales de la vida cotidiana.

Deja un comentario

Descubre Granada

Blog